Dicen que la fecha en la que naciste determina rasgos de tu personalidad. Aunque hay quienes no creen que esto sea cierto, habemos otros que, con los años, hemos visto cómo personas que nacieron en fechas cercanas tienen rasgos similares. Así que nos dimos a la tarea de investigar cómo influye tu signo zodiacal en la forma en la que contestas los mensajes que recibes a través de redes sociales.

Es un signo alocado e impulsivo. Con él tienes dos caminos, que te conteste inmediatamente o que te deje en espera hasta que lo crea necesario, todo dependerá de su estado de ánimo y de lo importante que te considere en su vida.

Ser posesivos y obstinados son dos de sus características. Si estás teniendo una discusión con ellos por mensajes, no descansará hasta ganarte con sus argumentos, así que prepárate pues su gran agilidad mental hará que te responda casi al instante. Si no están peleando, también te contestará tan rápido como pueda. Su ritmo de vida lo obliga a ir rápido en todo.

Es uno de los signos del zodiaco que responde incluso antes de que termines de escribir tu respuesta. Si odias tener que editar tu respuesta porque el otro ya te escribió algo, podría tratarse de un géminis. Su personalidad puede confundirte, pues es cambiante y así lo demostrará usando una gran cantidad de emojis.

La sensibilidad es una de sus mayores características, así que se tomará su tiempo para contestarte, no desesperes, pues su respuesta puede tardar. Es uno de los signos más sensibles y protectores del zodiaco por lo cual buscará una respuesta que no te lastime y con la que tus sentimientos estén a salvo.

Es uno de los signos más arrogantes del zodiaco. Es conocido por ser una verdadera ‘diva’, así que no esperes que te responda al primer mensaje. Se tomará su tiempo y se dará su importancia porque esa es su esencia. No importa que haya visto tu mensaje, lo contestará cuando lo crea prudente.

Es amable y solidario así que responderá tan pronto como le sea posible. Siempre buscará darte la mejor respuesta pues su poder analítico y respetuoso no podrían hacerlo responder de otra forma. Si a él lo dejan ‘en visto’ entrará en pánico, se enojará y se preguntará si le sucedió algo al receptor del mensaje.

No es que no quiera contestarte pero tiene tantas cosas en la cabeza que tal vez pensó que te había contestado y no lo hizo. Es el típico que tarda años en escribir un mensaje y al final sólo te llega una respuesta corta. No desesperes, seguro está escribiendo, pero se arrepintió enseguida.

Es uno de los signos más educados del zodiaco por lo cual considerará una falta de respeto no contestarte enseguida. Entiende que tal vez tú no puedas responder tan rápido como él, pero si lo consideras importante buscará una respuesta casi inmediata.

Es apasionado, muy, a decir verdad, te responderá de inmediato, siempre tendrá una respuesta inteligente, sarcástica e inesperada, pero a veces, no responderá nada, y su contestación vendrá en un momento en el que ya no viene al caso o cuando no esperabas saber algo de él.

Siempre tiene el celular en la mano, es adicto al trabajo y por lo tanto buscará estar conectado en cualquier momento. Si no te responde es por un descuido o porque está inmerso en tantas cosas que perdió de vista tu mensaje. Es muy social por lo que su buzón estará lleno de mensajes y a veces el tuyo se perderá entre tantos.

Nole gusta que lo presionen, por lo tanto no responderá tus mensajes tan rápido como a ti te gustaría. Si se siente bombardeado buscará preservar su espacio contestándote más tarde. A acuario le gusta gastar su tiempo en muchas actividades, el móvil lo limita por eso tarda tanto en contestar tus mensajes.

No le gusta lastimar a los demás, buscará darte una respuesta rápida y concisa. Es delicado al responderte y siempre recibirás una respuesta que te haga sentir bien porque esa es su esencia.

Todos sabemos que los maravillosos astros a veces se pueden equivocar y darnos una interpretación poco exacta, que no todo lo basado en la astrología tiene una explicación racional y lógica pero, seamos honestos, en más de una ocasión nos hemos preguntado por qué nos es más fácil relacionarnos con un tipo de personas que con otro. Por eso decidimos investigar qué sucede cuando estamos con alguien que nació bajo nuestro mismo signo del zodiaco.

Esta combinación es, sin duda, una de las más explosivas. Ambos son fuego, son apasionados, exigentes y muy competitivos. Cuando discuten siempre creen tener la razón, situación que podría generar tensiones constantes. Si ambos ponen de su parte y dejan de lado el ego, la relación puede ser muy exitosa a largo plazo pues ambas partes lucharán por que el otro sea mejor.

Es un signo de tierra. Práctico y franco. No le gustan las complicaciones y su energía sociable y cariñosa hacen de esta pareja un verdadero sueño. Ambos compartirán afecto, y no tendrán tanto miedo de abrirse. Lo único malo es que, sin darse cuenta, podrían caer en el aburrimiento e insatisfacción. Si quieres una relación donde el romance esté presente, sin duda debes experimentar esta combinación.

Tenemos buena noticias para ti. Si tu pareja es de este signo de aire al igual que tú, lo más probable es que tengan una buena relación en la que la diversión siempre se hará presente. Aunque deberán cultivar otras virtudes como la paciencia y el compromiso, si lo logran estarán ante una de sus mejores relaciones. Una de las cosas que deben cuidar es el coqueteo pues está en su naturaleza y podría llegar a causar inquietudes entre ustedes.

Es un signo que por naturaleza busca escuchar a los demás y ser solidario, cualidades que en una pareja son de mucha importancia. A pesar de estas características, las fricciones y los comentarios que emiten uno del otro pueden caerles bastante mal y ser un motivo de conflicto.

Si lo que quieres es tener una noche llena de pasión, debes elegir a un leo como tú, pero el riesgo vendrá cuando su personalidad mandona, vanidosa y exigente salga a la luz, pues es probable que no toleres esas características tuyas en otra persona. Leo es territorial y eso puede ser un problema pues su competitividad buscará tener siempre la razón.

Se trata de uno de los signos más perfeccionistas y críticos del zodiaco. Aunque en un inicio parece que la relación puede ser muy exitosa, los estándares elevados que tiene virgo hacen que parezca que nadie puede alcanzarlos. En el momento que ambas partes caigan en la cuenta que nadie es perfecto podrán lograr una hermosa relación.

Aunque la atracción sea clara, encontrar el equilibrio que este signo siempre está buscando será un reto. Ambos entenderán qué es lo que quiere el otro, pero a veces la balanza se inclinará hacia un lado y el conflicto podría llegar. Para que la relación tenga un final feliz es importante que ambos intenten comprenderse, ninguno guarde rencores y esté dispuesto a ceder un poco.

Al inicio podría ser una relación con mucha pasión, pero no lograrán entenderse al 100% porque ambos querrán conseguir las cosas a su manera. Al conocer sus debilidades pueden usarla para herir al otro en algún momento de la relación. Tienden a convertir detalles en problemas, así que, si quieres estar con alguien que al igual que tú es escorpión, deberás practicar tu paciencia.

Muchos expertos en astrología dicen que es la mejor combinación, pues cuando uno esté agotado, el otro lo estimulará. No conocerán los celos y deseo por descubrir y conocer más los alentará a estar juntos. Lo único malo es que a veces son impredecibles y su personalidad extrovertida puede hacer que el otro pierda el control y saque lo peor de ambos.

Aunque es uno de los signos más sociables del zodiaco, hay veces que buscará estar solo, razón por la que salir con otro acuario resulta fenomenal pues entenderá a la perfección qué es lo que le sucede a su pareja. No habrá mucho romance o pasión pues les cuesta mostrar lo que sienten, pero la química estará presente, de eso no hay duda.

Es una de las relaciones que, por ser demasiado buena, puede llegar a caer en la monotonía y el aburrimiento. Su temperamento podría ser el principal problema, la pasión nunca falta en este tipo de parejas. Siempre buscarán hacer cosa nuevas y gastar su tiempo viajando y acumulando nuevas experiencias.

Es poco probable que una relación entre dos personas de este signo llegue a buenos términos. Puede que naden hacia el mismo lugar o que, definitivamente quieran cosas diferentes. Son compasivos, habrá una conexión especial pero es probable que se convierta en una relación que terminará destruyéndolos.

La ciencia de la numerología y la astrología en general están profundamente relacionadas entre ellas, ya que cada planeta conecta con un número. Esto explica el por qué cada signo se conecta según su planeta regente sin que nos demos cuenta.

Según varios tarotístas reputadas conocer más acerca de tu signo “es muy importante, ya que te permite potenciar tus fortalezas y trabajar en tus debilidades, además, te permite mantener buenas relaciones tanto amorosas como familiares y laborales”. Si naciste en un día de dos dígitos y no está en la lista, debes sumar y el resultado buscarlo. Por ejemplo, si naciste un día 23, debes sumar 2+3, y el resultado que es 5 en tu segundo signo, en este caso, Virgo.

A continuación te mostramos tu segundo signo y algunas de sus características, que te harán entender por qué quizás actúas a veces de una manera diferente a la de tu signo original.

Descubre los números y sus signos en la siguiente página:

Estos son los siguientes números con sus respectivos signos del zodiáco:

Los números 9 y 11 pertenecen a Aries Tienes algo de apasionada y con mucha energía. Eres también independiente, emprendedora y puedes llegar a ser un poco agresiva.

Los números 6 y 12 pertenecen a Tauro Inspiras belleza y amor, pero también te gustan las cosas materiales y prácticas. Eres muy perseverante.

El número 13 pertenece a Géminis Eres muy inteligente y te sientes cómoda usando el razonamiento. Además tienes potencial en las comunicaciones y eres muy sociable.

Los números 2 y 14 pertenecen a Cáncer Posees una profunda empatía con los demás, eres muy sensible e intuitiva. Cuando tengas una “corazonada” debes hacerle caso.

Los números 1 y 15 pertenecen a Leo Estás llena de energía y pasión, posees un gran carácter que debes dominar. Te gusta la independencia y emprender nuevas aventuras.

Los números 5 y 16 pertenecen a Virgo Lo tuyo es la razón más que la pasión. Te encanta viajar y relacionarte con otros. Eres muy trabajadora y te interesa la estabilidad material.

El número 17 pertenece a Libra Tu atractivo físico es un imán, eres coqueta y llamativa. Te adaptas con facilidad a las circunstancias aunque eres muy inquieta.

Los números 10 y 18 pertenecen a Escorpión Tienes una tremenda capacidad para reinventarte y transformar las cosas, tanto para bien como para mal, por eso debes tener cuidado. Eres muy intuitiva y sensible.

Los números 3 y 19 pertenecen a Sagitario Eres afortunada ya que la suerte está contigo. De una u otra manera siempre te resultan las cosas que te propones, eres apasionada y posees una carácter fuerte.

Los números 8 y 20 pertenecen a Capricornio Buscas la estabilidad en todos los sentidos, siempre te tomas las cosas en serio, eres responsable y leal, además de trabajadora.

Los números 4 y 21 pertenecen a Acuario Te gusta experimentar cambios e innovar, te atraen también los nuevos desafíos. Eres sociable y amistosa.

Los números 7 y 22 pertenecen a Piscis Tienes una gran imaginación, aunque a veces tus fantasías pueden llevarte a ideas erróneas. Eres romántica, intuitiva y muy emocional.

El origen de los signos zodiacales

Desde la antigüedad, los signos zodiacales fueron definidos como 12 y que cada uno representa una constelación en el firmamento. Si dividimos los 360° del firmamento visto desde la tierra, obtenemos que a cada signo del zodiaco le corresponden 30° en cuyo interior se mueven las estrellas pertenecientes a las constelaciones de cada signo.

Aunque llevan el mismo nombre, los 12 signos del zodiaco no son lo mismo que las 12 constelaciones. A continuación describiremos brevemente cómo nacieron los signos del zodiaco.

Aries.

De acuerdo a la mitología griega, un carnero que posee alas es enviado por el Dios Zeus para salvar a dos niños de una madrastra muy malvada, luego este carnero fue transformado en la constelación de Aries.

Tauro.

Seducido por la belleza de Europa, Zeus decide transformarse en un bello toro blanco con lo que consigue raptar a Europa y convertirla en la constelación de Tauro.

Géminis.

Zeus estaba enamorado de la reina Leda, aunque esta se encontraba casada. Cuando Leda dio a luz tuvo dos gemelos, uno mortal, hijo de Tindaro, su esposo, y el otro inmortal, hijo de Zeus que, al morir el hijo de Tindaro, transforma a ambos gemelos en la constelación de Géminis.

Cáncer.

Hera envió un cangrejo de grandes dimensiones para matar a Hércules que, a fin de cuentas, lo vence. Hera al verse derrotada convierte al cangrejo en la constelación de Cáncer para recordarlo.

Leo.

El león de Nemea es vencido por Hércules y Zeus, orgulloso del logro, decide convertir al león en la constelación de Leo.

Virgo.

La diosa Astrea al ver los malos hábitos de las personas en la edad de hierro, decide refugiarse bajo la constelación de Virgo.

Libra.

Temis, diosa de la justicia, fue esposa de Zeus y cuando este se casó con Hera colocó en la constelación de Libra una balanza en honor a Temis.

Escorpio.

Artemisa fue perseguida por Orión que estaba enamorado de ella, la diosa llena de furia envía un gran escorpión que causa la muerte a Orión. Ambos fueron transformados en constelaciones y figuran en zonas opuestas.

Sagitario.

Quirón, centauro médico y maestro de los dioses, fue herido por una flecha y, al ser inmortal fue transformado en la constelación de Sagitario.

Capricornio.

Luego de que Zeus por accidente hiriera de muerte a Amaltea, su nodriza, decide inmortalizarla transformándola en la constelación de Capricornio.

Acuario.

Ganímedes, bello héroe de Troya, fue llevado al Olimpo por Zeus quien decide inmortalizarlo en la constelación de Acuario.

Piscis.

Afrodita y Eros huyen del monstruo Tifón gracias a la ayuda de dos peces que fueron transformados en la constelación de Piscis.