Muchas mujeres nos sentimos con constancia preocupadas porque nos pasamos gran parte de nuestra vida besando sapos y sin poder establecer una relación equilibrada y darle balance a nuestra vida. Esto es algo totalmente natural, porque cada cosa llega a su debido tiempo: también las parejas y nuestra otra mitad, tienen un tiempo de espera.

¨Tan encantadora, bonita y divertida que eres, no entiendo porque no puedes encontrar al hombre ideal¨ es una de las frases que todos nos suelen decir: desde nuestros familiares hasta nuestros amigos del trabajo y es cuando las mujeres nos empezamos a preguntar si realmente algo anda mal con nosotras y nuestra vida amorosa.

Lo que hoy te contaremos es que recientemente un estudio determinó que las mujeres que más se tardan en conseguir su hombre ideal son aquellas que son súper inteligentes. Así que debes dejar de preocuparte: no hay nada malo en ti sino todo lo contrario: eres una mujer con una capacidad intelectual como ninguna otra.

La universidad que ha realizado el estudio es la University of Buffalo, y lo que afirma el mismo, en pocas palabras, es que ante una mujer que es sumamente inteligente, a los hombres no se ven complacidos del todo pues este hecho los hace sentirse opacados ante ellas.

Las mujeres que tienen un intelecto muy por encima del hombre con el que empiezan a salir, rápidamente estos últimos huyen lo más rápido que pueden al ver el gran intelecto y la exitosa mujer ante la cual compiten. El estudio se llevó a cabo por Lora Park.

Una de las que llevó a cabo el estudio afirmó su propia historia: conoció un hombre por las redes sociales y entablaron una relación de empatía muy buena. Sin embargo, cuando esta chica empezó a hablarle de todo lo que le apasionaba hacer, no hubo una próxima vez.

La conclusión de este estudio fue que muchos hombres y mujeres (ambos géneros) se sienten más atraídos por intelectos en el mismo nivel jerárquico y que cuando sin motivos, la relación termina, es muchas veces debido a que uno de los dos se siente intelectualmente inferior.

No existen los signos zodiacales incompatibles en la astrología, lo que significa que cualquier par de signos son más o menos compatibles. Dos personas, que tienen signos zodiacales muy compatibles van a encontrar muchas afinidades porque poseen la misma longitud de onda. Pero las personas cuyos signos zodiacales no son compatibles, necesitarán más paciencia y tacto para lograr una relación feliz y armoniosa.

Como ya todos sabemos, los signos zodiacales pertenecen a cuatro elementos:

Fuego: Aries, Leo, Sagitario

Tierra: Tauro, Virgo, Capricornio

Aire: Géminis, Libra y Acuario

Agua: Cáncer, Escorpio, Piscis

Los signos que pertenecen al mismo elemento son naturalmente compatibles ya que se entienden uno al otro. La sinastría es una rama de la astrología en la cual se coparan dos tablas de nacimiento para determinar la calidad entre las conexiones amorosas entre los signos zodiacales. La sinastria, o los horóscopos de las relaciones pueden ser una herramienta útil para parejas que quietan saber las fortalezas y debilidades de su relación. Comparar los signos puede ser de ayuda para entender de mejor manera a la pareja, lo cual puede resultar en una mejor relación.

La siguiente es una tabla de en la que se muestra la compatibilidad del amor astrológico de los signos zodiacales. Échale un visto a la tabla y entérate cuales signos zodiacales formarían una mejor pareja!

Para leer la tabla de compatibilidad de los signos zodiacales solo debes encontrar tu signo zodiacal en la columna de la izquierda y ver el tamaño del corazón que se encuentra en la columna que corresponde al signo zodiacal de tu pareja, Entre más grande sea el corazón ¡más será su compatibilidad!

La envidia es uno de los sentimientos que constantemente está presente en nuestras vidas. A veces la percibimos, otras no. ¿Cómo podemos notarla? Suele evidenciarse a través de comentarios malintencionados, miradas agresivas, aunque también puede notarse en cambios bruscos. Es decir, cuando sin explicación o motivo alguno algo termina o se torna problemático, es posible que alguien esté sintiendo envidia hacia nosotros.

Para contrarrestar esta energía poderosamente negativa, aquí te compartimos algunas formas en que puedes protegerte:

Es la piedra de la buena suerta y la abundancia, aunque también es gran protectora contra el mal de ojo y la envidia. Libera de cargas emocionales y refuerza la fe en uno mismo. Puede ‘programarse’ para proteger contra la envidia, colocándola entre ambas manos por 5 minutos y visualizando en poder que quiere dársele. Hay que procurar limpiarla semanalmente sumergiéndola en agua o bajo el rayo del sol. Debes colocarla en tu hogar o lugar de trabajo, también puedes usarla en tu joyería

2. Espejo

Los espejos son de gran ayuda porque pueden ‘reflejar’ la mala energía de las personas. Cuando sepas que la envidia te rodea compar un espejo pequeño y colócalo en la entrada de tu casa siempre viendo hacia fuera. Si estás en tu trabajo, coloca el espejo en la dirección por la que las personas suelen acercarte más a ti.

El agua y la sal combaten las malas energías, especialmente  la envidia. En un vaso con agua agrega una pizca de sal. Pon el vaso detrás de la puerta de tu casa o en tu escritorio y cambia el agua todos los días hasta que percibas que la energía se ha transformado de negativa a positiva.

Este es un ritual que puedes hacer para combatir las envidias y para hacerlo necesitas 4 velas y una tiza. En un lugar tranquilo de tu casa debes colocar las cuatro velas a manera de cuadrado. Colócate dentro y di lo siguiente: “Elevo mi voz hacia los cuatro vientos de protección. Abro las puertas de mi corazón a todos los seres, pero no dejo pasar a aquellos que puedan dañarme”.

Con la tiza marca un círculo alrededor de las cuatro velas. Colócale en el centro y repite la siguiente frase: “Se cierran las puertas a toda persona que quiera hacerme el mal. Todo bien y toda alegría inunda mi corazón y me fortalece, así sea”.

Usar siempre una pulsera roja te ayudará a combatir las malas energías, en especial la envidia. Si la energía negativa está concentrada en tu lugar de trabajo, coloca un listón rojo en un lugar visible.

No es como ellos llegan a ti, sino como puedes lograr que esa persona especial te bese como tanto deseas. Te mostramos las señales que debes dar, para que se acerque a ti.

Aries: Les gusta tenerlo todo controlado. Demuéstrale que estás a su disposición, pero no te cuelgues de su cuello. Puedes enamorar a una Aries pero no le puedes obligar a besar. Le gusta que muestres interés de forma decidida. No andes merodeando.

Tauro: Le encanta la delicadeza y detesta ir directo al grano. Responderá ante a una suave caricia de tu mano. Le parece muy bien una cena y que te acerques con tacto, no de un golpe.

Géminis: Se emociona con una buena conversación y continúa eternamente absorto en anécdotas personales. Prepara el terreno haciéndole preguntas, escuchándole realmente y demostrándole que su boca puede comunicar muchas cosas sin palabras.

Cáncer: Necesita ir a su ritmo. Si lo aceleras la relación fracasará. Deja que demuestre cuándo está a gusto y preparado. Encuentra un término medio entre una amiga perfecta y una diosa del sexo y acertarás en su punto débil.

Leo: Es, por definición, romántico y divertido. Confía en sus encantos así que haz que se esfuerce por conquistarte. Monta una escena muy romántica y resístete. Deja que se divierta con la persecución, así como con la recompensa del coqueteo.

Virgo: Lo hace a su manera. Será el primero en ayudarte, enseñarte y guiarte en la relación pero quizá olvide participar él mismo. Busca un buen vino, buena comida y una noche agradable para disfrutarlo. Él captará el mensaje; si no, se lo puedes explicar tú cuando te lo hayas llevado a tu casa.

Libra: Es todo tranquilidad, amor y comprensión. Le gusta más la dulzura que el sexo salvaje. Sé una chica y deja que él sea tu chico y le resultará muy fácil compartir un estupendo beso.

Escorpio: Intenso, apasionado y profundamente celoso. Préstale toda tu atención y no le des ningún motivo para dudar de tu fidelidad. Abrázalo cariñosamente y se quedará ahí para siempre.

Sagitario: Puede sentir claustrofobia con cualquier tipo de romance tópico. Dale algo inesperado (como una vuelta en la montaña rusa) y no le mires directamente a los ojos hasta que estés preparada.

Capricornio: Es tranquilo, mañoso y astuto. Necesita llevar el timón como si fuera un hombre de los de antes. Piensa en los caballeros de las películas antiguas: tono bajo y sin prisas. Usa un labial bonito y discreta y mírale fijamente con mirada apasionada. Él se convertirá en seguida en una especie de Cary Grant.

Acuario: Es difícil de entender. Es estrafalario, un poco obsesivo y no se da por aludido con facilidad. Quizá tengas que vestirte para matar y decirle “¿Quieres ir a mi casa?”. Después, junta tus labios a los suyos. Eso sí lo entenderá.

Piscis: Un blando con pinta de duro. Es un machote excepto cuando está contigo. Le puedes insinuar que se lance siendo femenina y cautivadora. Ronroneará como un gatito si no eres demasiado brusca.